Faktoria Lila

LA GENERACION X DEL FEMINISMO

b_280_0_16777215_00_images_bg_version_104.pngNacimos con el dictador todavía caliente, pero no corrimos delante de los grises.

Conocimos los vuelos a Londres, pero no llegamos a defender el aborto en las manifestaciones.

Tomamos la píldora, cuando pensábamos que era libertad para nuestro cuerpo, no medicalizarlo en sacrificio al placer ajeno.

Crecimos en igualdad, y descubrimos el patriarcado cuando no nos dejó hacernos grandes.

Nos hicimos feministas sin saberlo. Por necesidad, por supervivencia, para dejar de tener miedo.

Éramos demasiado jóvenes en la lucha de las históricas y ahora, que tenemos edad para ser históricas, miramos con envidia a las jóvenes, que nos han saltado por encima y nos han puesto sus referentes delante.

Ellas, cuestionan con sus prácticas diarias lo que nosotras llevamos años leyendo, escribiendo, pensando, debatiendo, analizando, sin atrevernos a practicarlo.

No necesitan leer para entender que la belleza no es una fotocopiadora de cuerpos domesticados, y por eso van como les da la gana, con pelos, con crestas o con los labios pintados.

No les hacen falta artículos para saber que la monogamia es un cuento inventado, solo para que nos quedemos contentas con encontrar a alguien que también crea que nos ha encontrado, y buscan nuevas formas de quererse, de follar, de conocerse, de entender la lealtad, y de demostrar que el control no tiene nada que ver con amar.

No tienen que debatir mucho para entender que la heterosexualidad es una norma impuesta, no la normalidad, y follan con la gente que les pide el coño, sin preocuparse de etiquetas ni del contenido de la bragueta.

Viven como nosotras no pensábamos que se podía vivir, y nos han dejado sin utopías, porque han hecho de ellas su vida. Pelean por ser dueñas de sus cuerpos, de su sexo, de sus decisiones, de su tiempo, y saben que su opresión es la hija secreta del capitalismo y del patriarcado. Saben mucho más de lo que nosotras sabíamos, y por eso yo sé que, con ellas, el fin de la opresión de las mujeres se ve cada vez menos lejos.

Espero que ellas sepan, cuando les llegue la perspectiva que sólo trae el tiempo, que no hubieran sido así sin lo que hicimos (y no hicimos) las que nacimos a destiempo.


Diseño y Hosting Joomla!
Joomla! en tu idioma
Cursos Online

Menú Principal (2)